lunes, 2 de noviembre de 2009

FÚTBOL DE SALÓN / FUTSAL Y EL DEPORTE FEDERADO

La organización básica del deporte se desarrolla a través de un sistema de clubes u organizaciones deportivas. Esta es la base de la pirámide en la que los deportistas, sin importar la relevancia deportiva que consigan, “participan voluntariamente y organizadamente del deporte que eligió para su práctica”.

La unión de los clubes o ACD, a constituyen organizaciones regionales que forman la estructura administrativa de las federaciones nacionales. Integrar voluntariamente una organización deportiva regional y a través de ella de la organización nacional, “obliga a los clubes o ACD y a sus deportistas a conocer y aceptar las condiciones deportivas y administrativas que estas imponen a través de sus órganos estatutarios”.

El Fútbol de Salón o Futsal legítimo, es una Entidad Nacional, con Personería Jurídica y Personería Deportiva Nº 049 dada por la Secretaría de Deportes de la Nación y reconocida como rectora del deporte por la C.A.D. Remitiendo sus antecedentes históricos al año 1957.

La otra organización deportiva que pretende usurpar la titularidad de nuestro deporte, comienza a hacerlo a fines de los años 80, presentándolo como “Fútbol 5”. “Pero tomando casi el 90 % de nuestras REGLAS DE JUEGO, “LO QUE SE CONSTITUYE EN DOS DELITOS, UNO EL PLAGIO Y EL OTRO ROBO DEL DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL”.

Con el fracaso del Fútbol 5, iniciaron su campaña de engaños y empezaron a utilizar nuestro nombre Futsal solo que agregándole AFA, a pesar de que el título Futsal, está registrado a favor de AMF/ FIFUSA desde 1983. “COMETIENDO OTROS DELITOS MÁS QUE ES LA UTILIZACIÓN INDEBIDA DE MARCA Y USURPACIÓN DE TÍTULOS Y HONORES”.

PERO SON MUCHOS MÁS LOS GESTOS REPROCHABLES, SIN HONESTIDAD, ÉTICA O RESPETO a la convivencia sana del deporte. Uno de ellos es colocar en la historia de sus orígenes, al creador de nuestro deporte “Juan Carlos Cereani, con esto no solo hacen más burda su estafa sino que reafirmar nuestro origen y data de nacimiento (1930), pero además al decir que este juego se crea sobre las reglas del básquet, Handball, guaterpolo y fútbol, están reconociendo que el Fútbol de Salón o Futsal “NO ES UNA VARIANTE DEL FUTBOL, SINO QUE ES UN NUEVO Y DIFERENTE DEPORTE”.

Otro acto condenable es que al carecer de recursos humanos genuinos para dar vida a su plagio deportivo, buscan (con falsas promesas, engaños y mentiras), cautivar o robar a nuestros clubes, jugadores, técnicos y dirigentes, para llevarlos a sus torneos. “AFORTUNADAMENTE LAS MENTIRAS TIENEN PATAS CORTAS” sino basta con ver lo que pasó recientemente en la pretendida Copa Libertadores en Iguazú, o la anterior de Mar del Plata, o la fallida gira por Santa Cruz o la gran farsa de San Luis, todas estafas deportivas y económicas

Acciones delictivas similares determinaron que la justicia de muchos países los obligara a no utilizar más el término Futsal. Lamentablemente en la Argentina la influencia de los factores de poder a veces impide la acción de la justicia “PERO SOLO ES CUESTIÓN DE TIEMPO, LA JUSTICIA SIEMPRE LLEGA”

Pero para que una acción delictiva, se concretre, con la impunidad con que en la actualidad lo hace el falso Futsal, debe contar con: “COMPLICES QUE POR ACCIÓN O INACCIÓN, PERMITEN QUE ESTOS DELITOS SUCEDAN E IDIOTAS UTILES QUE SE PRESTAN A LOS ENGAÑOS”.

En ese sentido la CAFS, debe cumplir con el mandato de sus afiliadas según el Congreso del año 1994, y ser estrictamente dura con quienes teniendo origen en nuestro deporte, TRAICIONAN, SU FAMILIA, SU IDENTIDAD Y SU PERTERNENCIA, para ser parte de la organización que pretende quedarse con nuestro deporte, de manera ILEGAL, SIN ÉTICA Y SIN RESPETO.

El Fútbol de Salón o Futsal, histórico y legítimo, respeta la libertad individual de elegir, donde se quiere practicar deportes, pero también hace reserva de su derecho de poner las condiciones de participación dentro de su organización, en ese sentido, es terminante en su filosofía:

“QUIEN NO SE SIENTA PARTE DE ESTE DEPORTE, QUIEN NO TENGA UNA IDENTIDAD DEFINIDA, QUIEN NO SEA LEAL Y QUIEN NO SEA UN FIEL DEFENSOR DE NUESTROS DERECHOS HISTÓRICOS, “NO PUEDE SER PARTE DE ESTA FAMILIA Y HACE BIEN EN DEJAR LA CAFS E IR A JUGAR, DONDE MÁS LE GUSTE”.